Los malos malísimos de la Biblia (2ª parte)

Siguiendo la estela de la 1ª parte, en la que hablábamos de Caín…

La visión maniquea de la Iglesia Católica, a través de sus Sagradas Escrituras, describe personajes piadosos, bondadosos, devotos y misericordiosos para ensalzar los valores que propugna pero…… ¿quiénes son los malos malísimos de la Biblia? En los distintos libros que la componen, podemos encontrar varios secundarios que encajan en ese perfil, aunque la tradición oral y escrita de nuestra cultura occidental ha convertido en malditos a tres protagonistas principales. Son, desde entonces, el paradigma de la maldad: Caín (el primer asesino, además de fratricida), Satán (el gran inductor) y Judas Iscariote (el gran traidor).
Con la ayuda del lenguaje universal de la Música, trataremos de dar una nueva perspectiva a estas figuras.

2.- Satán

Existe la creencia de que hay un ser que encarna el Mal absoluto. Y de que ese ser, desobedeció y desafió a un ente superior, Dios, por lo que fue castigado para el resto de la eternidad. Me refiero, claro está, al Diablo.

La cultura occidental ha conseguido que esta figura produzca en nosotros aversión, miedo y rechazo. Cualquiera de sus nombres produce cierto desasosiego en nuestro interior y puede incluso llegar a despertar nuestros miedos infantiles. Han sido siglos inculcándonos imágenes e historias en las que era protagonista.

Pero entonces llegó Joaquín Sabina con esta canción sin estribillo, aparecida en 1980 en su segundo disco, Malas Compañías, que nos ofrece un enfoque totalmente distinto, con una mezcla de su humor característico y de profunda crítica al sistema que la religión católica ha abanderado:

Nos habla de un demonio lleno de amargura por la injusta fama que le han atribuído los del otro bando, los “buenos”. Como todos los vencidos, ha tenido que soportar difamaciones, humillaciones; y ha visto cómo se han perpetuado unos principios contrarios a los que él propugna, unos principios injustos que fueron los que le empujaron, en su día, a rebelarse, y que los vencedores han utilizado como buenos, adecuados, y sobre todo indiscutibles. Con ellos, la raza humana ha conocido la muerte, el dolor, el trabajo, la propiedad privada, el culto a los dioses … es decir, aquello que provoca que en este mundo haya diferentes clases sociales, envidias, miedos, hastíos y odios. Y la difamación llega a tal punto que los vencedores nos han inculcado desde nuestra más tierna infancia que todos los males de este mundo, en realidad, son culpa de ese perpetuo perdedor.

MI AMIGO SATÁN
(JOAQUÍN SABINA)
Las doce marcaba el reloj de la sala,
rendido de sueño la luz apagué
cuando oí una fuerte voz que me llamaba
y aparecióseme Lucifer:
No tiembles de miedo
me advirtió “que es falso
lo que te han contado los curas de mí
conozco tus trucos” le dije al diablo
búscate otro Fausto y déjame dormir”.
El cielo que sueñas” contestó enfadado
es un club privado de gente formal,
yo vengo a llevarte de viaje conmigo
al país del que nadie ha vuelto jamás”.
Hizo un gesto con su mano
y en el espacio me encontré,
volando con alas de espuma
mirando la tierra a mis pies.
Enjambres de estrellas cruzamos veloces
mientras en mi oído sonaba su voz:
-”Hace muchos siglos” me dijo
en el cielo hubo una sangrienta revolución,
un grupo de ángeles nos levantamos
contra el poder absoluto de Dios.
Como todo vencido conocí el exilio
la calumnia, el odio y la humillación,
pero te aseguro que de haber ganado
ni muerte ni infierno, ni cinco ni dos,
ni tuyo ni mío, ni odio ni trabajo,
habrían existido, ni diablo ni Dios”.
Déjame vivir contigo,
demonio amigo” supliqué
no me hagas volver a la vida
perdida ya mi antigua fe”.
Escuchóse entonces un bárbaro trueno
y en mi cama sudando debí despertar,
mi amigo el diablo se esfumó gritando
Cuenta lo que sabes a la humanidad”.
Desde entonces robo, bebo, mato, arrastro
una miserable vida criminal,
pues sé que, a la muerte, me estará esperando
en el dulce infierno mi amigo Satán.
Sí, esto que les cuento es una historia cierta,
ustedes si quieren me creen o no,
pero no le cierren la puerta al diablo
si llama una noche a su habitación.

En la música de los últimos… 50 años, sobre todo en estilos muy concretos, la figura del diablo y del infierno se han utilizado como pretexto para titular discos y escribir canciones. Muchos grupos se bautizaron (y bautizan) con nombres relacionados con el satanismo y todo lo que le rodea; la mayoría de las veces, presupongo, no porque practicaran cultos relacionados, como pretenden hacernos creer los católicos más radicales, sino por posicionar su rebeldía frente a la normalidad y al orden establecido. Además, la estética satánica tiene para muchos un imán innegable.

Algunos ejemplos de portadas de discos con inspiración diabólica:

ADVERTENCIA:

Antes de que alguien se haga una opinión equivocada de mis intenciones, proclamo que esta entrada del blog no pretende ser apología del satanismo, ni siquiera de sus opuestos. Y digo más: el tratamiento del tema de las religiones en Boomerang Blog Bazar se hará siempre desde una perspectiva crítica y descreída, puesto que el autor no profesa ninguna de ellas. Ni siquiera cree que sean útiles para afrontar y conducir nuestras vidas. En nuestra sociedad, el único sentido que pudieron tener algún día, y ya ha caducado, es el de establecer unos principios básicos de convivencia y moralidad.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en ¿?, Intenciones, Letras, Música y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Los malos malísimos de la Biblia (2ª parte)

  1. Muy buena entrada. Los malos, malisimos siempre son los perdedores, los buenos ganan las batallas y es su única versión la que trasciende a través de la história. Pero ya hemos madurado y son cada vez menos las gentes que se creen que tengan ninguna validez las creencias de los santos libros, solo clérigos y creyentes. Y siguiendo esta estela, se pone en tela de juicio todo el relato de la história contada por los vencedores. Saludos.

  2. flitipoo dijo:

    Saludos, Lucía. Gracias. Ojalá tengas razón, me temo que queda mucha gente por madurar, Habrá que seguir tratando de “evangelizarlos” a nuestra manera.

  3. Salva dijo:

    Original entrada, bueno entradas dedicadas a los más malos de la biblia. Solo nos faltaría Dios. Que según se mire era malo de cojones. Me explico. Destruyó Sodoma para escarmentar a sus habitantes por los “pecados” cometidos. Yo le diría, vive y deja vivir. Inundó la tierra porque vio que los hombres no eran buenos. No castigues, educa. Lo de Cain con Abel, tiene guasa. Dios solo aceptaba con agrado los suculentos sacrificios de Abel frente a los de Caín que, si bien no eran para tirar cohetes, pone en evidencia el egoísmo de un Dios supuestamente justo. Todo esto, claro está, siempre y cuando creamos en Dios. Por lo demás la biblia y sobre todo el Génesis es un libro la mar de entretenido.
    Sigo paseandome por aquí.
    Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s