El Contrato – ¿Lo aceptas?

Puede que lo hayáis recibido por email, o que ya lo hayáis leído en Internet. Lleva bastante tiempo circulando, lo cual no me impide que lo comparta con vosotros de todos modos. Alguno habrá que lo lea aquí por primera vez. Y eso justificará su publicación.

Se trata de un contrato; mejor dicho, de EL CONTRATO, treinta y tantas cláusulas que aceptamos, en el mejor de los casos, de forma tácita. En él se describen y se descubren los rasgos más significativos de nuestra ‘avanzada’ sociedad.

Se puede encontrar este contrato en diferentes formatos (sólo texto, texto y fotos, presentación, vídeo, …). Para este caso, he preferido mostraros estos 2 vídeos, con cláusulas casi idénticas a las que sólo cambian de orden y de redacción (también la forma de presentación). Os dejo que seáis vosotros los que elijáis cuál debéis firmar.

Supongo que no os haya dejado indiferentes. Esto, al menos, nos ayudará a ser un poco más conscientes. Quizá éste sea un buen momento para replantearse hábitos o conductas. Os invito a que los dejéis en los comentarios.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en ¿?, Consciencia y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a El Contrato – ¿Lo aceptas?

  1. Tom Thumbs dijo:

    La elección es obvia, aunque desconcertante… Y lo digo, porque puede parecer que igual que el alcóholico, lo primero es reconocer que tenemos una enfermedad. Y a eso no todos los ciudadanos están dispuestos. Es reconocer que nos dejamos engañar y que nuestra enorme boca que chilla y protesta al vecino o funcionario de turno, se sella profundamente ante un mal mayor.
    Por supuesto que el sistema se puede cambiar y se debe cambiar. Las múltiples imágenes que desfilan en los dos vídeos deja claro que este mundo se mira por donde se mire, no es bueno para casi nadie. Sólo los sin escrúpulos y los canallas pasan por esta vida jactándose de sus actuaciones. Los demás, con más o menos actividad, con más o menos sensibilidad, sentimos una cierta traición interna al ser humano.
    El problema radica en el propio sistema, es una espiral que educa y modula las mentes humanas, desde la educación, los medios, la política,… y eso hace difícil contagiar que Otro Mundo Es Posible.
    Lo dicho, a seguir en la brecha y en las barricadas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s