Spotify, la cara y la cruz

pedroarilla - Spotify icon

pedroarilla en Flickr - Spotify icon

Cuando me quise dar cuenta, Spotify había conseguido desplazar a todos los reproductores MP3 que había usado anteriormente. Y más desde que incorporó en una actualización la posibilidad de reproducir archivos “en local”.

Son muchas las virtudes que podemos encontrarle. Yo destacaría éstas:

  1. Poder escuchar música, de la que hay, la que tú elijas, sin  tener que preocuparte de la calidad de audio de cada canción, con búsquedas sencillas dentro del inmenso catálogo que Spotify pone a nuestra disposición.
  2. Se pueden crear, con esas canciones, listas personalizadas (privadas, públicas y colaborativas) que a su vez se pueden colocar en carpetas.
  3. La posibilidad de compartir estas listas o canciones (las tuyas con otros y las de otros contigo) dentro de Spotify o través de Facebook.
  4. El acceso al programa en cada sitio en el que sea instalado (casa, portátil, trabajo) utilizando un único usuario, siempre que no sea de forma simultánea, claro.

Para algun@s quizás la principal contrariedad en el uso de este programa (en su modalidad gratuita) sea la publicidad. Pero entonces habría que pensar que detrás del servicio hay una empresa que pretende ganar dinero (o no perderlo). Aunque sí que podrían esforzarse en personalizar los anuncios en función de los temas que tienes en tus listas.

“Pequeños” Inconvenientes

  1. No se pueden hacer ‘copias de seguridad’ de las listas de reproducción en previsión del borrado accidental de alguna de ellas.
  2. No se puede imprimir la relación de canciones que contiene cada una de esas listas. Una solución (cutre) sería: no hacerlas demasiado grandes y hacer capturas de pantalla.
  3. Cuando envías una canción a alguno de tus amigos, no queda constancia en ningún sitio, con lo fácil que sería añadir una carpeta de “elemento enviados”. Solución (cutre): Crear una Carpeta en la que se guarda una lista por cada uno de tus contactos (que sean o no visibles por otros ya es cosa tuya).  Luego sólo quedaría añadir cada canción enviada a la lista del contacto correspondiente (faltaría el comentario que ahora se puede adjuntar con cada envío).
  4. No se pueden etiquetar canciones o listas ni añadirles comentarios, sólo está disponible la estrellita de ‘Destacadas’.
  5. ¿Spotify no podría añadir algunos campos que completarían extraordinariamente la información de cada canción (año de grabación, autor/es, intérprete/s…)?

Grandes Inconvenientes

  1. El catálogo de discos y canciones tiene importantes lagunas.  Faltan discos de algunos grupos y en algunos casos, todos. Supongo que Spotify es la principal interesada en incorporarlos o completarlas, así que esperemos que sea sólo cuestión de tiempo.
  2. Los nuevos grupos o artistas que deseen incorporar sus canciones al catálogo de Spotify no lo tienen fácil. Según tengo entendido, deberán hacerlo pasando por cauces similares a los de fichar por una discográfica, puesto que son éstas las que al final controlan quién y qué se puede añadir al catálogo existente.

Podéis encontrar éstas y otras pegas al uso de Spotify aquí, allá, acullá y acucullá. Esperemos que pronto le pongan remedio.

No me malinterpretéis. Por si no lo habéis pillao, en realidad os estoy animando a que disfrutéis de esta plataforma creando y compartiendo listas, a que os suscribáis y os interconectéis a otros usuarios. En la Red se pueden encontrar decenas, cientos de páginas que se dedican a mostrar las listas de canciones que  han creado usuarios de todo el mundo. Y Spotify nació antes de ayer, así que tiene mucho margen de mejora y crecimiento. Seguiremos informando.

Sígueme en SpotifySi todavía no tienes Spotify, puedes darte de alta y disfrutarlo gratis en su modalidad ‘Open‘, aunque sea sólo durante 20 horas al mes. Ya encontrarás quién te haga llegar una invitación para tener acceso ‘full time’.

Si se te han ocurrido soluciones (aunque sean tan cutres como las mías) a alguno de los inconvenientes citados, o quieres señalar alguno más que no aparezca aquí, compártelo con tod@s, en los comentarios. Gracias.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en ¿?, Música, Spotify y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Spotify, la cara y la cruz

  1. Pingback: La historia de Internet – Infografía de sus principales hitos | Boomerang Blog Bazar

  2. Pingback: Spotify suma y sigue | Boomerang Blog Bazar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s